¿Qué es el certificado energético?

Un certificado de eficiencia energética o certificado energético es un documento normalizado que ofrece información relevante sobre las emisiones de CO2 y el consumo energético de un inmueble.

Este certificado surge a partir de una Directiva Europea que obligaba a los estados miembros a reducir el consumo para 2020 y a establecer un protocolo de certificación energética para inmuebles. Por primera vez se introduce este documento para obra nueva en 2007 mediante Real Decreto 47/2007, de 19 de enero. Más tarde en 2013 surgió el gran estallido de los certificados energéticos para los inmuebles de segunda mano con el Real Decreto 235/2013 adaptándose así a la Directiva Europea.

El certificado energético es obligatorio para la venta y alquiler de un inmueble. Si bien mencionamos las más relevantes excepciones que pueden ser más útiles:

  • Edificios o partes de edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m2.
  • Edificios que se compren para reformas importantes o demolición.
  • Edificios o partes de edificios existentes de viviendas, cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25 por ciento de lo que resultaría de su utilización durante todo el año, siempre que así conste mediante declaración responsable del propietario de la vivienda.

Estas exenciones deberán de ser acreditadas por un técnico mediante un certificado de exención. También cabe añadir que el certificado energético es obligatorio para uso residencial y terciario, no siendo necesario en locales comerciales en bruto y resto de inmuebles “no climatizables” como trasteros o garajes.

Además el certificado energético aporta una etiqueta energética la cual califica de la letra A a la G en función de más a menos, los valores de emisiones y consumo energético. Los factores más importantes para esta calificación se obtienen en función de la superficie y de las características térmicas de elementos constructivos que están al exterior del inmueble y su orientación, y de las instalaciones térmicas como ACS (agua caliente), AACC (aire acondicionado) y si hay aporte de energía renovable. Estos son los datos que ha obtenido el técnico certificador en su visita al inmueble, obteniendo como dato extra la iluminación en inmuebles de uso terciario. Generalmente aproximadamente el 46,45% de los inmuebles obtienen una letra E como calificación.

Estadísticas Certificado Energético

Según un estudio, hay una diferencia de 700€ de gasto anual en consumo de energía entre un inmueble con la calificación G y otro con la calificación D.

Consumo Certificado Energético

Tambien el Real Decreto 235/2013 sanciona la publicidad en formato físico o digital de la venta o alquiler de inmuebles sin la certificación energética, por ello es bastante recomendable obtener este certificado, no solo por la información que aporta si no porque la validez del certificado energético es de 10 años.

Urbik es especialista en la emisión de este tipo de certificados, si necesitas uno ponte en contacto con nosotros, además de nuestra experiencia tenemos unos precios muy competitivos.

 

By | 2018-02-12T10:45:09+00:00 28 de enero de 2018|Eficiencia Energética|0 Comentarios

Deja un Comentario