Tipos de Humedades

Debido a la frecuencia que aparece esta patología en la edificación es bastante oportuno que conozcamos las causas más frecuentes de las humedades y al mismo tiempo sepamos identificarlas en nuestras viviendas.

Según define Manuel Muñoz Hidalgo en el libro “Influencias, daños y tratamientos de las humedades en edificación” se define humedad como “La manifestación del agua que ha penetrado en el interior de los elementos constructivos que componen una edificación, o que vaporizada se mezcla con el aire”.

Podremos clasificar en términos generales la humedad en tres grandes tipos:

Humedad por capilaridad.

Es aquella que proviene del suelo, generándose en las zonas bajas de los muros que están en contacto con el terreno. La humedad asciende a través de los poros de los materiales de la cimentación, estos poros a su vez contienen capilares que absorben la humedad del suelo hasta alcanzar un equilibrio mediante su evaporación en las paredes. La altura de esta franja húmeda depende de la capacidad evapora del muro, de la porosidad y tamaño de los poros de los materiales utilizados, de la temperutra y orientación del muro y del material empleado en la confección del mortero. También es frecuente que ocurra en sitios como la imagen inferior, un local situado en las inmediaciones de dos calles, las cuales impedian la evaporación de la tierra y buscan como punto de evaporación estos muros.

Humedad por Capilaridad

En esta imagen, podemos observar la humedad en la parte baja del muro, en este caso la humedad por capilaridad solo se manifestaba en los muros de cerramiento y no en los muros de las divisiones, esto es debido a que son los muros de cerramiento que están en contacto con el terreno. Cabe añadir que alguna pieza de rodapié de madera se afectó por esta humedad.

Humedad por filtración.

Esta sin duda podría ser la más frecuente, distinguiré dos tipos:

  • Filtración por agua de lluvia.

Ocurre cuando el agua de lluvia se filtra por alguna grieta de la fachada, por huecos o aberturas, o simplemente por la cubierta si no cuenta con una adecuada impermeabilización.

En este caso, se trataba de una vivienda antigua la cual no contaba con impermeabilización en la cubierta. La imagen fue tomada en planta baja y la cubierta estaba en planta primera, por lo que esta humedad se filtraba una planta por el muro y aprecia en el forjado de madera de planta baja, provocando su pudrición.

  • Filtración por escapes de agua.

Ocurre cuando hay escape de agua como consecuencia de rotura de una tubería de alimentación o por un escape producido en la red de evacuación, ya sea producido por una rotura de tubería o desbordamiento por un atasco.

Humedad por Filtración

Humedad por condensación

La más reconocible cuando saturamos artificialmente de humedad el aire al abrir un grifo con agua caliente, dicho vapor de agua hace aumentar la saturación de agua en el aire y si no hay suficiente ventilación o disipación se inicia en los materiales fríos una condensación superficial.

Otra más frecuente ocurre naturalmente cuando hay aire estancado en una habitación, los muros no cuentan con cámara de aire y se produce un gran gradiente térmico entre la temperatura exterior e interior. Esto ocurre en paramentos orientados a norte, en puentes térmicos y en estancias con ocupación de personas que aumentan la humedad del aire con su propia respiración. La condensación por este motivo ocurre por saturarse la superficie del paramento por alcanzar la temperatura del punto de rocío.

Estas manchas o colonias de hongos pueden aparecer con total certeza en zonas donde no hay renovación de aire como por ejemplo en los encuentros del techo con la pared, o como el caso de la imagen siguiente, detrás de un armario.

 

By | 2018-02-05T12:16:47+00:00 28 de enero de 2018|Patologías|0 Comentarios

Deja un Comentario